Así es como matan a los animales en las granjas industriales

Cada vez son más las personas que toman conciencia sobre lo que sucede con los animales dentro de las granjas industriales. Investigaciones encubiertas como aquellas realizadas por Mercy For Animals y otros grupos de defensa de los animales sacan a la luz la crueldad inherente a la producción de carne, huevos y lácteos. Luego de enterarse de lo que sucede, la mayoría de las personas no dudan en mostrar su desapruebo por los métodos crueles utilizados para matar a los animales, y mientras algunos deciden dejar de apoyar a estas industrias, otros piden formas más “humanitarias” de matar a los animales.

¿Es realmente posible encontrar una mejor forma para matarlos? Lee a continuación algunas de las maneras en las que estos animales mueren para conocer la respuesta.

1. Acuchillados

Este es uno de los métodos más comunes para matar a vacas, cerdos y otros mamíferos, aunque peces de gran tamaño también sufren este destino. En ocasiones, hacen falta varias cuchilladas para poder matar al animal. Los trabajadores suelen amarrar a los animales o son sujetados por maquinaria u otras personas, ya que ellos son capaces de darse cuenta que están a punto de ser asesinados e intentan escapar el filo del cuchillo.  


2. Decapitados

Este método es frecuentemente usado con aves y peces y la manera de hacerlo puede ser tan cruel como pisar la cabeza de una gallina consciente mientras jalan de sus patas hasta que su cabeza se desprenda de su cuerpo. 


3. Sofocados

En casos en los que necesitan deshacerse de un grupo de animales como cerdos y pollos, a veces sencillamente cavan un pozo en la tierra, avientan a los animales y los sepultan vivos. En ocasiones, meten a animales pequeños en bolsas de plástico hasta que mueren de asfixia.


Las cámaras de dióxido de carbono para matar cerdos han sido denominadas como uno de los métodos más humanitarios para matar animales. Basta con ver el procedimiento una sola vez para pensar lo contrario. Los cerdos son hacinados en pequeñas jaulas donde serán rociados con dióxido de carbono, lo que les causará una sensación similar a ahogarse al mismo tiempo que sienten sus ojos, garganta y pulmones arder. En sus últimos segundos de vida los cerdos lloran y se sacuden violentamente ya que el gas los quema desde sus entrañas.

4. Degollados

Este método es usado en la mayoría de los animales explotados como alimento. Los animales son colocados en líneas de procesamiento donde son suspendidos dolorosamente de sus patas traseras y posteriormente son degollados, ya sea por trabajadores o por una cuchilla automática.


5. Escaldados

Millones de aves, cerdos, langostas y otros animales marinos mueren quemados en agua hirviendo.


6. Desollados 

Ser desollado mientras se está consciente es probablemente una de las peores formas de morir. Lamentablemente, este es el destino que sufren millones de peces y algunos animales como conejos y otros mamíferos.


7. Azotados 

Este es un método que se utiliza en particular con los animales que no crecieron lo suficiente o que están demasiado enfermos. Los trabajadores los levantan y estrellan su cabeza contra objetos o los azotan contra el concreto.


8. Triturados

Los pollitos machos no representan ganancias para la industria del huevo ni son considerados "rentables" para la producción de carne, así que los arrojan dentro de máquinas que los trituran vivos y alimentan a otros animales con sus restos.



9. A golpes

Martillazos, puñetazos, patadas y otros tipos de agresiones son la causa de muerte de miles de animales al día.


¿Y qué hay de la anestesia? 

Incluso en los países donde existen regulaciones que exigen algún tipo de aturdimiento, con frecuencia se asesinan animales plenamente conscientes, ya sea por error humano o por crueldad de los trabajadores. La cantidad de animales asesinados en granjas industriales es gigantesca, y el nivel de producción esperado hace que se vuelva imposible asegurarse que cada uno de los animales sean aturdidos correctamente. Aún así, los métodos que utilizan para “desensibilizarlos” son extremadamente crueles y les causan mucho dolor.

Electrocución

Las aves colocadas en las líneas de procesamiento pasan por una pequeña piscina de agua electrificada que debería dejarlas inconscientes, sin embargo aquellas que no sean lo suficientemente altas o que estén moviéndose y no toquen el agua, estarán completamente conscientes cuando las maten.

A los mamíferos les colocan varas metálicas en los ojos y luego los electrocutan, esto los deja ciegos y en muchas ocasiones hace falta más de una descarga para que queden inconscientes, por lo que muchos de estos animales son asesinados cuando aún pueden sentir dolor.


Disparos en la cabeza

Algunos mamíferos reciben un disparo en la cabeza con una pistola de pernos con el propósito de dejarles inconscientes. Estas balas pueden destruir parte del cerebro de los animales.

En muchas ocasiones, los trabajadores fallan al apuntar y se requiere más de un disparo para tumbarlos al piso, por lo que muchos de estos animales aún están conscientes cuando los matan.


Los animales confinados en granjas necesitan nuestra ayuda

Estos sucesos no ocurren solo en unas cuantas granjas o en una región particular en el mundo. Múltiples organizaciones por los derechos animales que han realizado investigaciones encubiertas demuestran cada vez que la vida para los animales en cualquier granja industrial es peor que cualquier pesadilla. A puertas cerradas, estos animales siempre estarán a la merced de personas que incluso pueden disfrutar de hacerles daño y queda claro que su muerte siempre será cruel y llena de sufrimiento.

No existe una manera de garantizar que los animales en estas granjas no sufran a la hora de morir, pero en realidad, matar a alguien que no quiere morir nunca será moralmente correcto, sobre todo porque los humanos no necesitamos de la carne ni nada que provenga de los animales para vivir saludablemente y comer delicioso.

Una alimentación a base de plantas se ajusta a cualquier bolsillo y es considerada por diferentes organizaciones internacionales como una gran respuesta a problemas alarmantes de sostenibilidad, salud y justicia alimentaria.

Es hora de rechazar la explotación animal en todas sus formas. Pon tu compasión en acción y únete a los millones de personas que han adoptado una alimentación a base de plantas. Descarga gratis la Guía vegetariana para principiantes y lucha con nosotros para reformar el sistema de alimentación al hacer una donación o al unirte a nuestro equipo de voluntarios.