Conviértete en un investigador encubierto EligeVeg.com MICA

10 cosas que debes saber si aún comes carne

Si aún comes carne, es posible que la idea de dejar de hacerlo y volverte vegano te parezca casi imposible.

El veganismo no se trata de ser perfecto. Se trata de vivir de una manera que evite la explotación y el sufrimiento de los animales, y de pronunciarse a favor de un mundo más bondadoso.

Pero ser vegano no sólo evita que innumerables animales padezcan una vida espantosa. También es excelente para tu salud y el ambiente. Al adoptar el veganismo, disminuyes el riesgo de enfermedades cardíacas y cáncer, y reduces tu huella de carbono a la mitad. A continuación verás todas las razones que tienes para dejar a los animales fuera de tu plato.

1. El consumo de carne es una de las principales causas del cambio climático.


La explotación industrial de animales es uno de los mayores contribuyentes al cambio climático y la deforestación. Según el Banco Mundial, la ganadería es culpable de casi el 91% de la destrucción de la Amazonía. Además, este sector genera más gases de efecto invernadero que todos los medios de transporte combinados en el mundo. De hecho, incluso sin combustibles fósiles, excederemos nuestro límite de 565 gigatoneladas de CO2e para 2030 a causa de la explotación de animales como alimento.

2. La industria de la carne explota a los trabajadores.


Los riesgos laborales para los empleados de las granjas industriales y los mataderos incluyen lesiones, enfermedades respiratorias, trastorno de estrés postraumático e infección por bacterias resistentes a los antibióticos. Informes recientes indican que, en promedio, un empleado de Tyson al mes se lesiona con el equipo y pierde un dedo o una extremidad.

3. La ganadería desperdicia recursos.


Se requieren 576 galones de agua para producir 500 gramos de carne de cerdo, 880 galones de agua para producir un galón de leche y la enorme cantidad de 1,799 galones de agua para producir 500 gramos de carne de res. Pero no es sólo agua lo que la industria de la carne desperdicia. Para producir 500 gramos de carne de vaca se requiere un 13% más de combustible fósil que para producir 500 gramos de soya.

4. La carne es dañina para tu salud.


El consumo de carne está asociado con enfermedades cardíacas, diabetes, derrames e incluso cáncer. De hecho, la Organización Mundial de la Salud señaló que consumir carnes procesadas es tan peligroso para la salud como fumar. Y la famosa Clínica Mayo descubrió que las personas que han sido vegetarianas por muchos años viven un promedio de 3.6 años más que aquellas que comen carne.

5. La carne es realmente repugnante.


Según el Departamento Agropecuario de los Estados Unidos (USDA), el 90% de los problemas descubiertos en los cadáveres de las gallinas en las plantas de sacrificio se relaciona con “contaminación fecal visible que los empleados de la empresa no detectaron”. Además, el USDA estima que alrededor del 25% de la carne de gallina en trozos y alrededor del 50% de la carne de gallina molida que se vende en las tiendas están contaminados con salmonela.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos estiman que ocurren al menos 2 millones de infecciones por bacterias resistentes a los antibióticos cada año. Además, el Centro para la Ciencia en el Interés Público informa que el 22% de estas infecciones está relacionado con patógenos transmitidos por los alimentos. ¡Asqueroso!

6. La ganadería está matando a la vida silvestre.


Los científicos advirtieron recientemente que estamos viendo la sexta extinción masiva y que más de la mitad de la vida silvestre podría desaparecer para 2020. ¿Por qué? No hay otra razón que la comida que pones en tu plato. Debido a la contaminación, el cambio climático y la pérdida de hábitat, la explotación industrial de animales diezma la vida silvestre.

Además, una gran cantidad de animales muere para “proteger las ganancias” de la industria de la carne. Cada año, miles de animales silvestres, incluidos lobos, osos, nutrias de río, águilas y coyotes, son asesinados porque se les considera una amenaza para los animales explotados en las granjas.

7. La producción de carne contribuye al hambre en el mundo.


Con cerca de mil millones de personas en el mundo sin suficiente comida, es imposible ignorar el vínculo entre el consumo de carne y el hambre en el mundo. Un estudio realizado en 2012 por la Universidad McGill y la Universidad de Minnesota concluyó que los humanos producen suficientes granos para alimentar al mundo. Sin embargo, elegimos alimentar con estos granos a los animales que luego asesinamos para obtener carne. Desde el 2012, el 95% de la producción de avena en Estados Unidos y el 80% del maíz se ha destinado a alimentar a los animales de granja. Mientras tanto, en 2015, más de 6 millones de hogares estadounidenses no tuvieron suficiente alimento. Esto significa que Estados Unidos podría alimentar a 800 millones de personas con el alimento destinado actualmente a los animales de granja.

8. Ninguna ley federal protege a los animales en las granjas industriales.


Desafortunadamente, ni una sola ley federal en el mundo protege a los animales durante su vida en las granjas industriales. En el caso de los Estados Unidos, la Ley de Métodos Humanitarios de Sacrificio sólo se aplica a los mataderos. Además, esta ley no incluye a las aves, que constituyen más del 98% de los animales asesinados para obtener carne.

9. Las industrias de la carne, los lácteos y los huevos torturan a los animales.


En la industria de la carne de cerdo, los cerditos bebés son golpeados de cabeza contra el piso de concreto si están demasiado enfermos o no crecen lo suficientemente rápido. En la industria del huevo, los pollitos machos son molidos vivos. Así es, ya que nunca pondrán huevos y no crecen tan rápido para ser considerados “rentables” en la industria de la carne, son asesinados a las pocas horas de la eclosión. Estas prácticas son realmente espantosas, pero son parte de los estándares de la industria y son sólo dos de las muchas cosas horribles que padecen los animales en las granjas industriales.

10. La comida vegana es deliciosa.


Cuando te vuelves vegano, ¡un nuevo mundo de delicias culinarias se abre para ti! Y, ¿qué crees? ¡Algunos de tus alimentos favoritos probablemente ya sean veganos! ¿Quieres preparar un platillo vegano? Visita nuestra página de Pinterest para encontrar cientos de excelentes recetas e ideas.

Lo mejor que podemos hacer para proteger a los animales, a los trabajadores y al planeta de esta cruel y destructiva industria es eliminar nuestro consumo de carne y otros productos de origen animal.

Haz clic aquí para descubrir recetas sabrosas y consejos para adoptar una alimentación saludable, compasiva y amigable con el ambiente.