Conviértete en un investigador encubierto EligeVeg.com MICA

3 firmas empacadoras de carne emiten más gases de efecto invernadero que toda Alemania

De acuerdo con una nota de The Guardian, JBS, Cargill y Tyson, tres de las firmas empacadoras de carne más grandes del mundo, emitieron más gases de efecto invernadero el año pasado que toda Francia y casi tantos como las mayores compañías petroleras, Exxon, BP y Shell.

Casi ninguna empresa de carnes o lácteos publica un reporte de emisiones, por lo que es casi imposible saber la cantidad exacta de gases de efecto invernadero generados. Pero al usar los datos más completos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), The Guardian estimó las emisiones de la explotación industrial de animales y los resultados son asombrosos.

Las 20 principales empresas productoras de carne y lácteos emitieron más gases de efecto invernadero en 2016 que toda Alemania, el mayor contaminador del clima de Europa. Esto significa que si estas compañías fueran un país, serían el séptimo mayor emisor de gases de efecto invernadero del mundo.

Es imposible tomar en serio a los líderes mundiales cuando no mencionan la ganadería al abordar el tema del cambio climático. La explotación de animales como alimento emite más gases de efecto invernadero que todos los automóviles, aviones y otras formas de transporte combinadas.

Además, según la FAO, las emisiones de dióxido de carbono generadas por la cría de animales explotados para el consumo humano representan aproximadamente el 15% de las emisiones mundiales derivadas de las actividades humanas, y la producción de carne y leche es la principal culpable.

Simplemente evitando los productos de origen animal, reduces tu huella de carbono a la mitad. Ten en cuenta que para producir 500 gramos de carne de vaca se requieren un 13% más de combustible fósil y 15 veces más agua que para producir que 500 gramos de soya. Además, un estudio reciente descubrió que adoptar una alimentación a base de plantas reduce tus emisiones de carbono más que reemplazar tu automóvil convencional por uno híbrido.

No existe la carne “sostenible” y las alternativas vegetales a la carne, los lácteos y los huevos requieren para su producción una pequeña fracción de los recursos usados para producir sus equivalentes derivados de animales.

Una alimentación vegana no sólo es buena para el planeta. También salva a innumerables animales de padecer una vida miserable en las granjas industriales. Los cerdos, las vacas, las gallinas y otros animales explotados como alimento sufren terriblemente. Estos animales inocentes padecen horrores difíciles de imaginar: confinamiento cruel, mutilaciones brutales y una muerte sangrienta.


Únete a los millones de personas que están ayudando a proteger a los animales y al planeta adoptando una alimentación vegana. ¡Haz clic aquí para comenzar!