Conviértete en un investigador encubierto EligeVeg.com MICA

Entrevista exclusiva con Peter Singer a 40 años de Liberación Animal

En 1975, el libro Animal Liberation (Liberación Animal), de Peter Singer, provocó un cambio radical en las actitudes sobre los animales. 
Desde su lanzamiento, ha sido ampliamente reconocido como catalizador del movimiento moderno de derechos de los animales y ha hecho que innumerables personas consideren una dieta vegana.

En 2015,  Animal Liberation (Liberación Animal) cumple 40 años y nos sentimos honrados de que Peter se haya sentado con nosotros para responder algunas preguntas.

1. ¿Qué clase de impacto esperabas que tuviera Liberación Animal cuando lo escribiste? 

Yo no sabía qué esperar. Por un lado, nuestra explotación de los animales está tan profundamente arraigada en nuestra forma de vida, y cuenta con el apoyo de industrias y grupos políticos tan poderosos, que parecía casi imposible que mi libro tuviera algún impacto. Pero, al mismo tiempo, los argumentos que estaba proponiendo parecían tan obviamente correctos que esperaba que cuando las personas leyeran, se harían vegetarianos y le dirían a todos sus amigos que hicieran lo mismo. Así que estaba entre pensar que el libro podría desaparecer sin dejar rastro y con la esperanza de que cambiaría el mundo.

2. ¿Cómo crees que el panorama para los animales ha cambiado desde que se publicó por primera vez Liberación Animal?

Ha cambiado en muchos aspectos y sobre todo para bien. En 1975, nadie tomaba enserio la idea de la liberación animal o derechos de los animales. Pocas personas sabían de la producción animal industrial y había muy pocos vegetarianos. El término “vegano” era completamente desconocido. No había grandes organizaciones de lucha contra la producción animal industrial (ni pequeñas tampoco). Ni ningún estado o país tenía leyes que prohibieran las formas más crueles de confinamiento para los animales de granja, como las que existen ahora en Europa y California.

Así que todo esto es bueno. El aspecto malo es que el número de animales maltratados en las granjas industriales ha crecido considerablemente, en gran medida porque el aumento de la prosperidad en los países asiáticos ha llevado a un aumento en la demanda de carne. Esto es una tragedia para los animales, para el clima y para la salud de las personas asiáticas. Tengo grandes esperanzas de que esto se puede revertir.

3. ¿Cómo ha cambiado tu punto de vista desde que escribiste Liberación Animal?

Mi objetivo final, el fin del especismo, no ha cambiado, pero me he vuelto más “incrementalista”. Después de más de 40 años de lucha puedo ver que llegar a la última meta va a tomar mucho tiempo. Los animales no pueden esperar. Tenemos que hacer lo que podamos para mejorar su situación, incluso si eso significa tener, por un tiempo, condiciones que están aún muy lejos de lo que me gustaría ver.

4. ¿A qué cambios aspiras o cuáles esperas ver para los animales en los próximos años?

Espero ver la abolición de las jaulas en batería estándar para las gallinas ponedoras y de las jaulas de gestación para cerdas, así como de los corrales individuales para terneros. Estas cosas ya han sucedido en toda la Unión Europea y no deberían ser demasiado difícil de lograr en Estados Unidos, Canadá, Australia y muchos otros países también. Estos cambios traerán una mejor vida para cientos de millones de animales, pero por supuesto que no es suficiente. Así que espero que en Estados Unidos continúe la tendencia en contra de los productos de origen animal y veamos más y más vegetarianos y veganos. Espero que esta forma de pensar se extienda a Asia.

5. Además de nuestro deber con los animales, has hablado abiertamente sobre nuestra obligación hacia las personas que viven en la pobreza extrema. En tu opinión, ¿cómo se relacionan estos dos temas?

Filosóficamente, los dos tratan de reducir el sufrimiento de los grupos que tendemos a ignorar por razones moralmente indefendibles, por ejemplo, porque no son seres humanos, o porque están muy lejos y son de una raza o etnia diferente.

En términos prácticos, la industria ganadera es responsable de más emisiones de gases de efecto invernadero que todo el sector del transporte: todos los coches, camiones, trenes, barcos y aviones. El cambio climático va a golpear más a los pobres, ya que dependen de la lluvia para hacer crecer sus cultivos y, si no llueve, no tienen buenas opciones. Se convertirán en refugiados climáticos.

También debemos darnos cuenta de que la mayoría de los productos animales que consumimos en el mundo próspero provienen de animales alimentados con granos o soya. Estamos alimentando a los animales con cientos de millones de toneladas de estos cultivos y, a cambio, obtenemos menos de un tercio del valor alimenticio de dichos cultivos. Eso aumenta el precio de los cereales y la soya en el mercado mundial y hace que para los pobres sea más difícil comprarlos.

6. Las investigaciones encubiertas son una gran parte del trabajo de Misericordia por los Animales (Mercy For Animals). ¿Qué diferencia han hecho los registros de crueldad, producto de estas investigaciones, en el fomento de una visión más compasiva de los animales de granja?

Ya dije que cuando Liberación Animal  e publicó, pocas personas sabían de la producción animal industrial. Los videos encubiertos han hecho una gran diferencia en este aspecto. Ahora la mayoría de las personas los han visto, o al menos los clips de estos, en los noticieros de televisión, o en línea. Así que el telón se ha levantado y no importa qué leyes mordaza se aprueben, nunca caerá de nuevo.

7. ¿Hay algo que te gustaría agregar?

Sigan con el buen trabajo que están haciendo en Misericordia para los Animales. La lucha contra la esclavitud tomó mucho más de 40 años y la lucha por la liberación animal está tratando de cambiar prácticas que están aún más arraigadas y extendidas. Así que no esperen un éxito inmediato, pero sigan adelante, difundiendo el mensaje a más y más personas, y orientándolas para hacerse vegetarianas o veganas, por los animales, por el clima, por los pobres del mundo y por su propia salud.