Conviértete en un investigador encubierto EligeVeg.com MICA

Esto es lo que significa ser un investigador encubierto de Mercy For Animals

Probablemente has visto los videos encubiertos de Mercy For Animals tomados dentro de granjas industriales y mataderos. Pero ¿te has preguntado quién los obtiene?

Platicamos Barb Wright, exinvestigadora encubierta de MFA, y le preguntamos cómo es mostrarle al mundo lo que ocurre tras las puertas de una granja industrial.

¿Por qué te convertiste en una investigadora encubierta?

Quería mostrarle a la gente la realidad de las granjas. Para mí, ser investigador encubierto es uno de los trabajos más importantes en el movimiento por los derechos de los animales; una ventana que revela lo que la industria de la carne está tratando de ocultar.

Las imágenes encubiertas de las investigaciones son el impulso de muchos cambios positivos, como las personas que eligen alimentos más compasivos, los abusadores de animales que rinden cuentas por sus acciones y las leyes que se aprueban para proteger a los animales.

¿Cómo fue tu experiencia en tu primera investigación?

La primera vez que hice este trabajo encubierto fue en una granja de jaulas en batería en Alberta, Canadá.

Las gallinas son animales lindos, curiosos e inteligentes. Traté de mostrarles la mayor compasión posible acariciando sus plumas y hablando con ellas, aunque sabía que nada de lo que pudiera hacer en ese momento realmente mejoraría su vida.

La verdad es que nada puede prepararte para lo que es trabajar en una granja industrial: las imágenes, los sonidos, el olor. Me sorprendió ver a miles de aves amontonadas en jaulas pequeñas y mugrientas; los trabajadores aplastando la cabeza de los pollitos y luego arrojando a las aves vivas y conscientes en bolsas de basura plásticas para sofocarlas lentamente; y gallinas muertas abandonadas en las jaulas con gallinas vivas que todavía ponían huevos para el consumo humano.

Cuando mi investigación se difundió, los principales medios de comunicación informaron sobre el abuso flagrante y la noticia se extendió a lo largo y ancho. El público estaba indignado por la indescriptible crueldad. Supe de personas que se hicieron veganas debido a la evidencia que yo había reunido y fue la mejor sensación del mundo. Sabía que mi trabajo estaba haciendo una diferencia en la vida de los animales de granja.

¿Cómo es un día típico para un investigador en una granja industrial?

La mayoría de los días me despertaba muy temprano, alrededor de las 4 a. m. Me vestía, me aseguraba de que mi cámara estuviera lista y luego me iba al trabajo. Durante las siguientes ocho a doce horas era un trabajo manual pesado y agotador, y lo peor era ver a los animales en condiciones deplorables.

Algo que me ayudó a lidiar con ello fue recordar a los animales en ambientes opuestos disfrutando de su vida, como Esther the Wonder Pig. Era difícil, pero sabía que las dificultades que enfrentaba trabajando en las granjas industriales no eran nada comparadas con lo que los animales padecían todos los días.

¿Cuál fue la parte más difícil del trabajo?

Para mí, lo más difícil fue saber que los animales con los que trabajé tenían una vida de miseria, en la que sólo conocerían el miedo, el dolor y el sufrimiento. Sin embargo, lo que me mantuvo en pie fue saber que estaba haciendo mi parte para ayudar a los animales al documentar estas atroces condiciones.

¿Tenías miedo de que alguien se enterara?

En el fondo, siempre había cierta preocupación de que me atraparan. Es un riesgo cuando se trabaja de modo encubierto. Pero superé todos los obstáculos para ayudar a exponer lo que sucede en las granjas industriales.

¿Esta experiencia te ha cambiado? Si es así, ¿cómo?

Sin duda. La experiencia de ser una investigadora encubierta cambió mi vida. Me ayudó a crecer inmensamente como persona y, lo más importante, hizo que me diera cuenta de que quería dedicar mi vida a ayudar a los animales de granja.

¿Qué consejo tienes para alguien interesado en convertirse en un investigador encubierto?

Es un trabajo que puede hacer cualquier persona, sólo debe llenar y enviar nuestro formulario de solicitud en línea. No es un trabajo fácil, pero es una de las maneras más gratificantes y eficaces de ayudar a los animales de granja.

Convertirme en una investigadora encubierta es lo más importante que he hecho y si tuviera que hacerlo de nuevo, definitivamente lo haría.

¿Hay algo más que te gustaría decir acerca de tu trabajo?

Actualmente buscamos investigadores en los Estados Unidos, Canadá, Brasil, México e India.

Necesitamos tu ayuda para dar a conocer este trabajo. Por favor, comparte nuestros mensajes ampliamente, habla con tus amigos que podrían estar interesados y aliéntalos a enviar su solicitud en línea o a ponerse en contacto con nosotros.

En MFA, nuestros investigadores encubiertos son nuestros héroes. Son quienes exponen la crueldad presente en las granjas industriales y los mataderos de todo el mundo.

¿Crees que podrías trabajar como investigador(a) encubierto(a) de MFA? Envía tu solicitud aquí.