Conviértete en un investigador encubierto EligeVeg.com MICA

Lo que tienes que saber de la carne de gallina

Por falta de información, muchas personas deciden comer únicamente carne de gallina u otras aves, pues creen que es menos dañino porque no están enterados de todo el sufrimiento y abuso que padecen estos animales. Y esta industria no solo los afecta a ellos, también tiene graves repercusiones en el planeta y la salud de las personas. Revisemos algunos hechos.

Las gallinas explotadas por su carne se encuentran entre los animales más cruelmente abusados en el mundo. Actualmente, cerca de 21 mil millones de estas aves son engordadas para consumo humano. En Estados Unidos, constituyen el 98% de los animales explotados para consumo, ya que por su tamaño, son asesinadas en cantidades mucho mayores que los cerdos o las vacas.

Un artículo de The Washington Post destacó los efectos de la explotación masiva en la anatomía de las gallinas durante los últimos 60 años. Las aves que en 1950 pesaban alrededor de 900 gramos, ahora son alimentadas en exceso para que alcancen un peso de más de cuatro kilogramos. Estos animales han sido modificados para crecer rápidamente, por lo que en algún momento quedan inmovilizados por su propio peso. Hay cambios en su esqueleto, en la química de sus huesos y en su genética. El crecimiento rápido y forzado de sus piernas y pecho provoca que su corazón e hígado sean más pequeños de lo normal, lo cual restringe sus funciones y les provoca un terrible dolor.

Por si este abuso no fuera suficiente, estas aves viven en las condiciones más miserables de todos los animales explotados como alimento. En el matadero, las gallinas son violentamente colgadas de sus patas, se les aplican choques eléctricos y finalmente son degolladas. A menudo, esto sucede cuando aún están conscientes y son capaces de sentir dolor. Investigaciones encubiertas realizadas por Mercy For Animals en granjas industriales han documentado a trabajadores que golpeaban a los animales, e incluso les arrancaban la cabeza a aves que aún estaban vivas y conscientes.


No es justo seguir sometiendo a los animales a una vida de tortura solo porque estamos acostumbrados a consumir ciertos productos que provienen de su explotación. Hoy en día, existen muchas opciones deliciosas a base de plantas para sustituirlos. Síguenos en Pinterest, donde encontrarás sencillas recetas para preparar “alitas” de coliflor, setas rebozadas o nuggets sin crueldad.