Conviértete en un investigador encubierto EligeVeg.com MICA

Los 5 impactos más alarmantes de la industria agropecuaria en la salud pública

Voiced by Amazon Polly

Mercy For Animals publicó su primer informe sobre salud pública. Éste examina el impacto de la industria agropecuaria en la salud y el bienestar de miles de millones de personas en todo el mundo.

 

En el prefacio de este informe, la Dra. María Neira, directora del Departamento de Medio Ambiente, Cambio Climático y Salud de la Organización Mundial de la Salud, afirma lo siguiente:

“La agricultura y la ganadería, en particular el desbroce de tierras para el ganado, genera alrededor de una cuarta parte de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, y el cambio del uso del suelo es el factor ambiental más importante en la aparición de nuevos brotes de enfermedades. Es necesario pasar rápidamente a regímenes alimentarios sanos, nutritivos y sostenibles.”

El exhaustivo informe de 50 páginas detalla las amenazas más alarmantes que la industria agropecuaria supone para las personas, las comunidades y la sostenibilidad. Éstos son algunos de los temas clave que analiza el informe.

  1. Riesgo de enfermedad pandémica

Las zoonosis son enfermedades infecciosas que pueden pasar de un animal no humano a un ser humano. El informe explica cómo las granjas industriales generan las condiciones idóneas para que los virus muten, se transmitan de los animales a las personas y propicien la próxima pandemia. El informe también da ejemplos de esto, como ha ocurrido con los coronavirus, los virus de la gripe aviar y la gripe porcina.


De la misma manera, el informe relaciona las enfermedades zoonóticas con la destrucción de hábitats y la deforestación. La tala de bosques para el pastoreo o para la explotación industrial acerca a los animales confinados en granjas y a la fauna salvaje. Esto aumenta el riesgo de transmisión de enfermedades entre ellos y, en última instancia, hacia las personas.

  1. Resistencia a los antibióticos

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la resistencia a los antibióticos, es decir, la capacidad de las bacterias para sobrevivir a los fármacos diseñados para matarlas, es uno de los mayores retos mundiales de salud pública de nuestro tiempo. El informe de Mercy For Animals explica que la industria pecuaria es una de las principales responsables del uso excesivo de antibióticos.

En algunos países, un 80% de los antibióticos de importancia médica se utilizan en la ganadería. Los fármacos se administran a vacas, cerdos, pollos, pavos y peces para aumentar las tasas de crecimiento y ayudar a los animales a sobrevivir en condiciones de hacinamiento y poco salubres. Esto conduce a un aumento de las superbacterias, lo cual pone a los seres humanos en mayor riesgo.

  1. Enfermedades transmitidas por los alimentos

Cada año, al menos 600 millones de personas en todo el mundo enferman por comer alimentos contaminados y más de 400 mil mueren. El informe explica que la mayoría de estas enfermedades se derivan del consumo de productos derivados de la explotación animal. Cuando los animales confinados en granjas viven en condiciones de hacinamiento y suciedad, las bacterias causantes de enfermedades como la Salmonella y la E. coli —que están presentes de forma natural en los intestinos de los animales— prosperan y se propagan, y pueden contaminar los productos animales que consumen las personas.

La industria agropecuaria también es responsable de la contaminación bacteriana de los alimentos de origen vegetal a través de la escorrentía de las granjas industriales. Esto suele ocurrir cuando el agua y los lodos contaminados con heces se utilizan para fertilizar los cultivos destinados al consumo humano.

  1. Salud y seguridad de las personas que trabajan en la industria agropecuaria

El informe detalla algunas de las maneras en que la industria agropecuaria explota a las y los trabajadores de las granjas y los mataderos. Según la Administración de Seguridad y Salud Laboral de Estados Unidos, la actividad agropecuaria es una de las industrias más peligrosas del país. Quienes trabajan en ésta corren el riesgo de sufrir una amplia gama de peligros, como heridas punzantes, amputaciones, quemaduras graves y exposición a sustancias tóxicas. Matar miles de animales al día también les puede causar problemas psicológicos, como depresión, trastorno de estrés postraumático y ansiedad.

  1. Enfermedades crónicas relacionadas con la alimentación

Las dietas con un alto consumo de productos de origen animal se han asociado a algunas de las enfermedades crónicas más letales, como la diabetes tipo 2 y ciertos tipos de cáncer. El informe también menciona una serie de estudios que demuestran los beneficios para la salud que brinda la alimentación a base de plantas. De acuerdo con unos de ellos, las personas veganas tienen 75% menos probabilidades de desarrollar hipertensión, mientras que quienes llevan una alimentación vegetariana tienen un 68% menos de probabilidades de morir por enfermedades cardiovasculares.

Reducir el consumo de productos de origen animal —y, en última instancia, el número de granjas industriales— mitigará muchos de estos problemas de salud pública y creará un mejor futuro para los animales, las personas y el planeta. Haz clic aquí para leer el informe completo.