Calentamiento global mató a un tercio de la población de zorros voladores en Australia

Hace unos meses se dio a conocer la devastadora noticia de una fuerte ola de calor que acabó con la vida de un tercio de la población de los zorros voladores en Australia. Cerca de 23,000 de estos animales perecieron en un suceso de “escala bíblica” que no había sido visto desde hace más de 400 años. Este fenómeno es tan solo uno de los estragos derivados del calentamiento global, El Dr. Welbergen presidente de Australasian Bat Society le dijo a BBC News:
“Está claro a partir de las proyecciones del cambio climático que esto se intensificará en el futuro".
Los zorros voladores fueron encontrados muertos en patios traseros, piscinas y otros lugares, y los sobrevivientes podían ser generalmente encontrados en grupos en los que pendían de ramas de árboles cercanas al suelo. Según los expertos, los zorros voladores no son más sensibles al calor extremo que otras especies, pero como se reúnen cerca de lugares urbanos, sus muertes son más notorias, entonces otras criaturas podrían sufrir el mismo destino sin que las personas se den cuenta.

Foto: David White

Noticias de este tipo son cada vez más frecuentes, hace unas semanas 52 osos polares invadieron un poblado en Rusia debido a que el calentamiento global los orilló a buscar nuevos asentamientos. Un informe de la ONU del año pasado alertó al mundo de la urgencia de frenar el cambio climático y advirtió que solo tenemos 12 años antes de que los efectos sean irreversibles. Este informe incluyó un plan drástico para disminuir la dependencia global de la industria pecuaria. ¿Te preguntas la razón? Al adoptar una alimentación a base de plantas, puedes reducir tu huella de carbono hasta en un 73%.

Los seres humanos somos responsables del 60% de la desaparición de la población animal y si no hacemos algo pronto, seremos también la causa de nuestra propia extinción y posiblemente de la vida en la tierra. La aniquilación de la vida silvestre es una amenaza para el balance de los ecosistemas. La industria de la carne, los lácteos y los huevos destruye millones de hábitats de animales silvestres, al desplazarlos o asesinarlos para utilizar la tierra para edificar sus granjas y cultivar la comida que en gran medida es destinada al sustento de animales que serán explotados como alimento. Para conceptualizar, estas industrias actualmente ocupan la misma área que la suma de las superficies de Estados Unidos, China, Australia y toda la Unión Europea y también son responsables del 91% de la deforestación del Amazonas.

Está claro que los animales silvestres son víctimas indirectas de esta industria, y eso sin mencionar a los miles de animales marinos como ballenas, delfines y tortugas que mueren debido a la pesca incidental, pero el sufrimiento de los animales explotados como alimento no tiene paralelo.


Únete a los millones de personas que ayudan a proteger a todos los animales y al planeta al elegir un estilo de vida compasivo. Consulta ahora la Guía vegetariana para principiantes, ¡es gratis! También échale un vistazo a nuestra página de Pinterest donde encontrarás miles de recetas.

Foto: CC0 Public Domain