Chefs argentinos alzan la voz contra la explotación de salmones

De acuerdo con información de El País, el canal de Beagle de frías aguas que separa a Argentina y Chile está en la mira de las industrias pesqueras que quieren utilizar esta zona natural para la explotación de salmones. Ante esto, la población del sur de Argentina, así como reconocidos chefs de este país han decidido oponerse, pues la creación de granjas industriales en esta zona puede derivar en un grave impacto ambiental, además de poner en riesgo la actividad turística de esta región.

En las granjas pesqueras, las jaulas tienen el tamaño de un campo de fútbol, y en ellas se confinan entre 30 mil y 50 mil salmones. Las heces, orina y sobras de comida terminan en el fondo marino y provocan un exceso de nutrientes y baja cantidad de oxígeno en el mar, por lo que al término de un año, toda la flora y fauna que vive ahí, muere. Además, del riesgo ambiental, los salmones se escapan frecuentemente de las jaulas, lo que significa un riesgo para la biodiversidad, pues al tratarse de una especie carnívora, estos peces pueden acabar con gran cantidad de animales pequeños. El año pasado, cerca de 800 mil salmones escaparon de una granja en la región de Los Lagos, Chile, y los peces se encontraban en tratamiento con antibióticos, lo cual representó un riesgo muy grande para toda la flora y fauna marina circundante.

El chef Francis Mallman, una de las personalidades que se opone a las granjas de salmones en esta zona de Argentina indicó:
En los últimos 30 años hemos cocinado miles de salmones, pero hace un tiempo comenzamos a escuchar los problemas que hubo en Chile con el tema de los antibióticos que le dan al salmón y hace tres meses decidimos dejar de servirlo en todos nuestros restaurantes de Argentina y de todo el mundo. Creo que nunca es tarde para hacer cambios y empezar de nuevo. […] En 30 años no vamos a estar comiendo ya casi carne ni pescado.

Estamos acostumbrados a ver crueles imágenes de cerdos o aves explotados en las granjas industriales, y rara vez pensamos que lo mismo sucede con los peces. Estos animales sintientes también sufren de los horrores del confinamiento, abuso y enfermedades. Los peces son amontonados por miles en pequeños estanques en los cuales terminan flotando entre sus propias heces, enfermos, y muchos de ellos se vuelven ciegos y sordos debido al crecimiento tan acelerado que deben experimentar.

Tú también puedes apoyar esta iniciativa contra la industria pesquera en Argentina y apoyar a estos animales, no importa en dónde te encuentres. Recuerda que dejar de consumir peces es lo mejor que podemos hacer para ayudar a los animales marinos y a los océanos.
En nuestro canal de YouTube puedes encontrar deliciosas recetas de ceviche, dedos de palmitos y otras ideas para cocinar sin lastimar a ningún pez.