Esta empresa ecuatoriana hace deliciosas bases para helados a partir de fruta rechazada

Según FoodNavigator, Takay, una empresa ecuatoriana recientemente creada, elabora al menos 80% de sus productos con frutas que serían descartadas. Aproximadamente, 25% de la producción de fruta tropical en Ecuador se desperdicia por razones “estéticas”. Lucho Escobar, fundador de esta empresa, le comentó a FoodNavigator-Latam sobre los motivos de esta industria para descartar todo este alimento:

"Solía ​​pensar que se trataba de bultos, manchas o algún tipo de contaminación, pero estaba equivocado. Los consumidores esperan consistencia, que toda la fruta se vea igual en los estantes. Si un plátano es un poco más grueso o más delgado [o] si un mango es demasiado grande o pequeño, no cumple con los criterios para ser exportado".

Los únicos ingredientes que no son reaprovechados en sus productos son las semillas de chía, linaza, sal de mar y cocoa en polvo, ya que estos no sufren ninguna pérdida debido a estándares estéticos. Lucho Escobar mencionó que no es nada difícil conseguir un suministro constante de fruta descartada, ya que es un problema de gran escala, y no solo en Ecuador, por lo que el fundador de Takay espera iniciar operaciones en otros países de Latinoamérica y en Estados Unidos.

El desperdicio de comida es un problema serio, según Sin Desperdicios, una plataforma dedicada a reducir el desperdicio de alimentos en Latinoamérica y el Caribe, cada año se desperdician 127 millones de toneladas de alimentos en estas zonas, lo que equivale a más de un tercio del total de alimentos producidos para consumo humano. Apoyar iniciativas como las de Takay es una gran manera de contribuir a la reducción de este problema, y si deseas crear un impacto aún más grande, considera reducir drásticamente o eliminar por completo tu consumo de huevos, lácteos y carne.

¿Cuál es la razón? En general, la producción industrial de carne, huevos y lácteos destina actualmente 34% de los cultivos aptos para consumo humano en el mundo al sustento de los animales que explotan, y aún así, no satisfacen eficientemente las necesidades nutricionales humanas. Un estudio de la Universidad de Lancaster reveló que los cultivos actuales son suficientes para alimentar a toda la población humana proyectada para el año 2050. Es decir, si todo el mundo adoptara el veganismo, podríamos ponerle fin al problema de hambruna.

Ahora lo sabes, al escoger una alimentación compasiva, puedes ayudar a terminar el hambre en el mundo y evitarle a los animales una existencia llena de sufrimiento. Regístrate para obtener la Guía vegetariana para principiantes y síguenos en Pinterest para ver nuestras deliciosas recetas.