Imágenes de drones muestran enormes granjas industriales en México que están destruyendo el ambiente

Una nueva investigación con drones exhibió a enormes granjas industriales, cada una de ellas con decenas de miles de animales, que contaminan la Península de Yucatán en México.

Las granjas industriales se están extendiendo por todo el mundo. Mark Devries, piloto de drones certificado de Mercy For Animals y Director de este documental, viajó al sureste de México para obtener pruebas del daño ocasionado en el área.

Un investigador encubierto mexicano condujo a Devries a través de pequeñas ciudades y caminos estrechos para poder documentar estas enormes granjas industriales que están apropiándose de la selva circundante. Devries declaró sentirse horrorizado por lo que vio:
He visto docenas y docenas de granjas industriales a lo largo de los años, pero nunca he visto nada a la escala de lo que se ha construido ahí.
El dron capturó imágenes de enormes instalaciones, entre ellas una granja de pollos con cerca de 100 edificios, cada uno con miles de aves confinadas. Las imágenes de las granjas de cerdos son quizás las más impactantes. Devries dijo:
Nada de lo que vi fue más aterrador que las instalaciones en donde confinan a los cerdos. Hay miles de ellos en estos lugares y producen tantas aguas residuales que llenan estanques gigantescos.
Las imágenes muestran una red de drenaje que arroja millones de galones de desechos no tratados a los estanques aledaños a las granjas. Instalaciones como estas pueden producir más aguas residuales que una ciudad pequeña, y estos desechos pueden contaminar el aire y los suministros de agua locales, y poner en peligro a las personas que viven en los alrededores.


El impacto ambiental de las granjas industriales está bien documentado. Según un análisis reciente llevado a cabo por la organización de protección ambiental Mighty Earth, las compañías productoras de carne más grandes de Estados Unidos son responsables de la zona muerta del Golfo de México. Estas compañías no han podido desarrollar o implementar medidas para proteger la calidad del agua. Como resultado, el año pasado, "145 millones de toneladas de desechos animales no tratados y otros contaminantes" llegaron a la cuenca del río Mississippi, y pusieron en riesgo las reservas de agua locales y contribuyeron al surgimiento de algas tóxicas que causan la zona muerta del Golfo.

A medida que la industria pecuaria se extiende por todo el mundo, también lo hace su impacto destructivo. La mejor manera de combatir a esta industria, sin importar en dónde te encuentres, es elegir alimentos a base de plantas. Si se acaba la demanda de los crueles productos derivados de la explotación animal, se acabará la oferta. Descarga gratis la Guía vegetariana para principiantes para conocer los sencillos pasos que puedes dar para cambiar tu alimentación.