Investigación encubierta revela extrema crueldad en granja proveedora de cerdos de JBS en EE. UU.

Las imágenes obtenidas por un investigador encubierto de Mercy For Animals en una granja industrial de cerdos en Estados Unidos, propiedad de Tosh Farms, un proveedor de JBS, revelaron una crueldad espantosa. El investigador documentó cómo los trabajadores pateaban y golpeaban a los animales en la cara, les arrancaban los testículos a los cerdos bebés sin darles nada para aliviar su dolor y les estrellaban violentamente la cabeza contra el piso para matarlos.

Las desgarradoras imágenes también muestran a cerditos enfermos y heridos sin recibir la debida atención veterinaria y a cerdas mamás confinadas en jaulas metálicas diminutas, llamadas "jaulas de gestación", en las que ni siquiera pueden darse la vuelta o recostarse cómodamente, y mucho menos caminar, explorar o exhibir otros comportamientos propios de su naturaleza.

JBS es la compañía productora de carne más grande del mundo, maneja más de 30 marcas y tiene oficinas o mataderos en más de 20 países. Tan solo Tosh Farms confina a unas 30,000 "cerdas para reproducción", quienes dan a luz a más de 725,000 cerditos cada año.

Estos sensibles e inteligentes animales son continuamente inseminados y confinados en jaulas de gestación durante casi toda su corta vida. Por ello, sufren varios problemas de salud importantes, entre ellos, un elevado riesgo de infecciones del tracto urinario, huesos débiles, pezuñas demasiado largas, cojera y estereotipia.

Los cerdos tienen la misma capacidad de experimentar dolor y tristeza que los perros y gatos que amamos, y merecen ser protegidos de la crueldad. Pero los cerdos explotados por JBS son tratados como simples máquinas productoras de carne. Su corta vida está llena de sufrimiento. Son confinados y privados de estimulación mental, las cerdas mamás enloquecen a causa del aburrimiento y el estrés. Muerden repetidamente los barrotes de las jaulas, una señal de un grave deterioro mental.

Mira este video:

 

Las jaulas de gestación son tan crueles que ya han sido prohibidas en diez entidades federativas de los Estados Unidos y en Canadá, Nueva Zelanda, Australia y toda la Unión Europea. Más de 60 grandes compañías de alimentos, incluidas McDonald's, Walmart, Burger King y Nestlé, ya han adoptado políticas para prohibir las jaulas de gestación en su cadena de suministro.

MFA le pide a JBS que le prohíba a Tosh Farms y al resto de sus proveedores en todo el mundo que confine a los cerdos en jaulas tan pequeñas que ni siquiera pueden moverse. También instamos a la compañía a que le ponga fin a las dolorosas mutilaciones, como arrancarles los testículos y cortarles los dientes y la cola a los cerditos sin darles nada para aliviar su dolor. No hay excusa para esta terrible crueldad en contra de los animales. Como la compañía productora de carne más grande del mundo, JBS tiene el poder y la responsabilidad de prohibir las prácticas industriales más crueles en toda su cadena de suministro.

¡TÚ PUEDES AYUDAR A PONERLE FIN A ESTA CRUELDAD!

Comparte en redes sociales la investigación encubierta realizada por MFA y firma esta petición para lograr que las jaulas de gestación sean algo del pasado.

Y recuerda, cada vez que nos sentamos a comer, podemos promover la bondad con los animales. La decisión más poderosa que los consumidores compasivos pueden tomar para proteger del sufrimiento innecesario a los cerdos y a otros animales confinados en granjas es simplemente dejarlos fuera de su plato. Obtén más información sobre cómo cambiar a una alimentación compasiva a base de plantas para prevenir la crueldad en contra de los animales explotados como alimento. También puedes probar estas increíbles recetas de “tocino” y salchichas a base de plantas.