La leche de vaca produce tres veces más gases de efecto invernadero que la leche vegetal

Un estudio realizado por la Universidad de Oxford determinó que las emisiones de gases de efecto invernadero de la producción de leche de vaca suman casi el triple de las correspondientes a alternativas veganas. El estudio comparó el impacto ambiental de la leche de vaca, arroz, soya, avena y almendras al medir sus emisiones, así como su uso de tierra y agua. En cada comparación, la leche de vaca tuvo un impacto ambiental mayor que la leche de origen vegetal. Por ejemplo, con respecto al uso de la tierra, la producción de leche de vaca requiere más de diez veces más que la elaboración de leche de avena.

El Dr. Adrian Camilleri, de la Universidad de Tecnología de Sydney, le dijo a BBC News:

“Las emisiones de gases de efecto invernadero de la leche de vaca son aproximadamente 30 veces más de lo que la gente estima. Sospecho que la mayoría de los consumidores subestiman las emisiones de gases de efecto invernadero que se ahorran al cambiar la leche de vaca por leche de origen vegetal, como la leche de soya”.

Escrito por Joseph Poore y Thomas Nemecek, el estudio concluye que "los productos de origen animal de menor impacto normalmente superan al generado por los sustitutos vegetales, lo que proporciona nueva evidencia de la importancia del cambio en la alimentación".

Poore le dijo a BBC News:

Lo que comemos es uno de los impulsores más poderosos de la mayoría de peores problemas ambientales del mundo, ya sea el cambio climático o la pérdida de biodiversidad.

Según el estudio, más de la mitad de las emisiones de alimentos provienen de productos derivados de la explotación animal. La elaboración de todos los alimentos ricos en proteína de origen vegetal en el estudio, incluidos el tofu, los frijoles y las nueces, emite menos gases de efecto invernadero que la producción de proteínas de origen animal de impacto más bajo. Los investigadores argumentan que reducir el consumo de carne y lácteos podría reducir la huella de carbono derivada de la alimentación en casi dos tercios.

El impacto ambiental de la ganadería es enorme. De hecho, un informe del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático declaró recientemente que tan solo quedan 12 años para reducir las emisiones globales en un 45% para prevenir que el calentamiento global supere 1.5 °C, y así, evitar una catástrofe.

La carne, los lácteos y los huevos “sostenibles” no existen, y las alternativas a base de plantas requieren una mera fracción de los recursos necesarios para su elaboración.

Pero una alimentación vegana no solo es buena para el planeta, también les evita a millones de animales una existencia miserable. Cerdos, vacas, gallinas, peces y otros animales confinados en granjas industriales sufren terribles atrocidades desde que nacen hasta que mueren, estos pobres animales son cruelmente confinados y brutalmente mutilados y asesinados.

Entonces ¿qué esperas? Únete a los millones de personas que ayudan a proteger a los animales explotados como alimento y al planeta al cambiar a un estilo de vida vegano. Consulta ahora la Guía vegetariana para principiantes. ¡Es gratis! También échale un vistazo a nuestra página de Pinterest donde encontrarás miles de recetas.