Nuevo estudio: comer tofu puede ayudar a reducir tu riesgo de enfermedad cardíaca

Según una nueva investigación de la Escuela de Salud Pública de Harvard, ¡comer tofu puede reducir tu riesgo de padecer una enfermedad cardíaca! El ingrediente clave son las isoflavonas, compuestos químicos que se encuentran en las legumbres como la soya, los garbanzos y el maní.

Los investigadores reunieron datos de más de 200,000 participantes sanos y les pidieron que completaran encuestas de salud cada dos o cuatro años. Después de analizar los registros médicos y tener en cuenta otros factores de riesgo, los investigadores encontraron un vínculo entre comer tofu y un riesgo reducido de enfermedades del corazón. Los participantes que comieron tofu más de una vez por semana vieron la mayor reducción, 18%. Pero incluso aquellos que comieron tofu menos de una vez al mes tenían un riesgo 12% menor. Los hallazgos del estudio respaldan las estadísticas de los países donde las personas comen más alimentos ricos en isoflavonas, como China y Japón.

El autor principal del estudio, el Dr. Qi Sun, afirma que si bien no es una poción mágica, el tofu es una opción muy saludable:
“Si su alimentación está llena de alimentos poco saludables, como carne roja, bebidas azucaradas y carbohidratos refinados, deberían cambiar a alternativas más saludables. El tofu y otros alimentos a base de plantas, ricos en isoflavonas son excelentes fuentes de proteínas y alternativas a las proteínas animales.”
Según Julieanna Hever, nutrióloga a base de plantas y autora de Plant-Based Nutrition (Idiot’s Guide), la soya también puede tener otros beneficios para la salud, incluida la posible reducción del riesgo de cáncer de seno en mujeres. Hever señala que el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer recomienda la soya como un alimento para combatir el cáncer porque está asociada con un menor riesgo de recurrencia y mortalidad de este tipo de cáncer. Ella explica:
La soya ayuda a reducir el riesgo de cáncer de seno. En lugar de preocuparse por los fitoestrógenos que se encuentran en los alimentos de soya y otros alimentos, las mujeres deben preocuparse por los estrógenos de mamíferos hormonalmente activos que se encuentran en los productos lácteos, que en realidad se han asociado con un mayor riesgo de cáncer de seno.
Para obtener los máximos beneficios para la salud, Hever recomienda elegir las versiones menos procesadas de la soya: “Con cualquier alimento, sugiero optar por la versión más integral. Entonces, para la soya, las opciones integrales incluyen edamames, tofu, tempeh, pasta de miso y leche de soya”.

Afortunadamente, los saludables productos de soya son fáciles de encontrar y, a menudo, son muy accesibles. Comienza a experimentar con ellos y otros alimentos a base de plantas con ayuda de nuestra Guía vegetariana para principiantes.