Solidaridad en tiempos de crisis: un mensaje de Mercy For Animals Latinoamérica

A nuestros seguidores:

Actualmente, nos enfrentamos a un desafío sin precedentes. Estamos siguiendo detalladamente lo que está sucediendo con la pandemia por el nuevo coronavirus y sabemos que la salud de miles de personas en el mundo se ha visto afectada, y que en Latinoamérica, este problema está impactando de diversas formas a los ciudadanos de cada país. Nos enfrentamos a una gran incertidumbre y es probable que los mayores desafíos aún estén por venir.

A pesar de la complejidad, nos mantenemos con esperanza. Nuestra misión siempre nos ha inspirado a encontrar luz en medio de la oscuridad y a ver un camino hacia adelante, incluso cuando el mundo parece demasiado sombrío. Llevamos muchos años luchando por los más vulnerables; eso nos ha fortalecido y nos ha convencido de que, sin importar el obstáculo, no podemos rendirnos.

Mantendremos esta convicción durante la crisis, así como lo hemos hecho durante todas las tragedias enfrentadas por los animales y el planeta cada día.

Todos los que conforman la comunidad de Mercy For Animals, ya sean voluntarios, donantes, el equipo de trabajo y cualquiera que comparta nuestra visión, han demostrado que los retos más apremiantes, nos unen como ninguna otra cosa, y nuestra fortaleza proviene de nuestra unión. Nuestra compasión colectiva nos permite hacerle frente a las poderosas fuerzas que amenazan nuestro futuro, ya sean pandemias globales, el cambio climático o el implacable crecimiento de la industria pecuaria.

La misión de Mercy For Animals para construir un mundo más saludable, más seguro y más compasivo es más importante y urgente que nunca. Sabemos que nuestro sistema alimentario es, en muchos aspectos, uno de los principales responsables de las amenazas más significativas para la salud pública mundial. Hemos sabido durante décadas que las granjas industriales no solo son horribles para los animales, sino que son lugares perfectos para la reproducción de enfermedades que representan un riesgo para la humanidad. Y sabemos que miles de millones de vidas de animales a menudo se destruyen en intentos ineficaces y temporales para detener la propagación de patógenos peligrosos.

Esta crisis es una llamada de atención, el planeta necesita desesperadamente un enfoque audaz y efectivo para preservar nuestra propia especie sin causarle daño a las demás. Nuestras acciones de hoy determinan cómo será el futuro de nuestro planeta, afortunadamente, en las últimas semanas, hemos visto esfuerzos notables para conectarnos y apoyar a nuestros prójimos, hermosos actos de bondad que ayudan a prevenir riesgos para miles de vidas.

En Mercy For Animals Latinoamérica, hemos planeado medidas para adaptarnos rápidamente a todo lo que está ocurriendo, a fin de mantener e incrementar nuestro impacto por los animales. Nuestro equipo está tomando precauciones proactivas como el distanciamiento social y evitar eventos públicos hasta nuevo aviso. Si está dentro de tus posibilidades, te invitamos a hacer lo mismo, ya que la salud de miembros de la comunidad como adultos mayores, mujeres embarazadas y aquellas con un sistema inmune comprometido está en riesgo. Para ayudar a seres humanos y animales, debemos procurar el bienestar de todos.

Queremos expresar nuestros deseos de fortaleza y de solidaridad, seguiremos trabajando todos los días en alcanzar nuestra misión y visión. Juntos lograremos reformar el sistema alimentario y construiremos uno nuevo, que promete sanar nuestro planeta, salvaguardar nuestra salud y, por supuesto, garantizar el respeto, la protección y la libertad para todos. Trabajaremos más duro que nunca. Las personas, los animales y el planeta no pueden esperar.