Un desgarrador vídeo en una granja lechera muestra a terneros que se congelan hasta la muerte

El pasado invierno, un investigador encubierto del grupo de derechos animales Igualdad Animal grabó abusos horribles cometidos en Summit Calf Ranch en Nebraska, una instalación con 11,000 terneros de entre uno y 150 días de edad. La granja es propiedad de Tuls Dairies, un proveedor de Bel Brands, productor de las marcas Baybel y La vaca que ríe.

El investigador documentó cómo los terneros fueron separados de su madre a tan solo 30 minutos de haber nacido. Con el cuerpo aún mojado después de haber sido paridos y temblando de frío, los terneros esperaban para ser transportados a Summit Calf Ranch, mientras las vacas mugían una y otra vez por sus bebés, quienes fueron empujados y arrastrados al remolque de transporte. Las vacas mamás los vieron partir para nunca volver.


Una vez en las granjas industriales, los bebés de un día de edad seguían llamando a su madre y eran violentamente separados entre machos y hembras. En el material se observa un momento en el que el conductor del transporte considera que un ternero es demasiado débil y próximo a morir por no poder mantenerse de pie, entonces lo retiran del vehículo y lo abandonan para que sufra por días sin cuidados veterinarios.


Los trabajadores procesan cientos de terneros diariamente y se frustran rápido. El investigador filmó cómo los bebés eran cruelmente empujados y golpeados con palos, además de ser empujados y mordidos por el perro del gerente. Los terneros fueron descornados, un proceso de rutina que implica sujetarlos y quemarles dolorosamente los cuernos que comienzan a salirles de la cabeza.

Con temperaturas que se acercaban a récords de -20°F con vientos helados, los terneros fueron dejados a la intemperie y con poco refugio. Su agua se congeló, así que fue imposible que se hidrataran. Con solo unos días de edad, los bebés padecían dolorosas diarreas, neumonía, sus extremidades se congelaban y sus pezuñas se separaban de sus patas.


Los terneros enfermos fueron abandonados y agonizaron antes de morir junto a los cuerpos de otros terneros que ya habían fallecido. Sean Thomas, Director Internacional de Investigaciones para Igualdad Animal, declaró:
Nuestra investigación en Summit Calf Ranch reveló una impactante falta de cuidados para los terneros. Documentamos a recién nacidos enfermos, rodeados por sus compañeros de corral ya muertos en un área conocida como el "hospital", donde los dejaron sufrir durante días y, en muchos casos, finalmente fallecieron.
Esta desgarradora investigación llega poco después de otro exposé reciente sobre la industria de los lácteos, realizada por el grupo de derechos de los animales Animal Recovery Mission. En la que ha sido la mayor investigación encubierta a una granja lechera hasta ahora, el investigador pasó tres meses en Indiana, entre agosto y noviembre de 2018, en Fair Oaks Farms como empleado de cuidado de terneros.


Con el uso de equipo de vigilancia para documentar la rutina diaria de los trabajadores y gerentes, el investigador ayudó a alimentar con biberón a los terneros recién nacidos, cargar camiones de transporte y deshacerse de los cadáveres. El investigador describió lo que vio como "por mucho, el peor abuso en contra de animales bebés que haya visto en cualquier investigación en el mundo".

Con tantas deliciosas leches vegetales y otros productos para elegir, nunca ha habido un mejor momento para alejarse de los lácteos. Descarga gratis la Guía vegetariana para principiantes, con la que podrás aprender recetas y más información sobre una alimentación compasiva.