Nuevo estudio afirma que el veganismo es la forma más importante de ayudar al planeta

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Oxford descubrió que al dejar de consumir productos derivados de la explotación animal, la huella de carbono individual derivada de la alimentación se reduce hasta un 73%.


Publicado en Science, este nuevo estudio es uno de los más completos hasta la fecha. Los investigadores analizaron los efectos dañinos que la industria pecuaria tiene en el planeta y evaluaron información de cerca de 40,000 granjas industriales en 119 países.

Además de reducir en gran medida la huella individual de carbono, los investigadores hallaron que si todo el mundo se hiciera vegano, el uso global de la tierra para cultivo podría reducirse en un 75%. Esto sería equivalente a la suma de las superficies de Estados Unidos, China, Australia y toda la Unión Europea. ¡Imagínate!

Además, el estudio confirmó que un mundo vegano protegería a millones de animales, incluidos los silvestres, ya que la industria pecuaria es una de las principales causas de la extinción de la vida silvestre.

Joseph Poore, el autor principal del estudio, explicó:
Una alimentación vegana es probablemente la forma más importante de reducir nuestro impacto en la Tierra, no solo los gases de efecto invernadero, también la acidificación global, la eutrofización, el uso de la tierra y el uso del agua. El efecto es mucho mayor que reducir la frecuencia con la que vuelas o comprar un coche eléctrico.

Asimismo, un informe reciente de Farm Animal Investment Risk and Return señaló que la industria de la carne pone en peligro el acuerdo de París al no informar adecuadamente sobre sus emisiones, a pesar de ser el mayor contribuyente del cambio climático.

Explotar a los animales como alimento produce más emisiones de gases de efecto invernadero que todos los automóviles, aviones y otras formas de transporte juntas. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), las emisiones de dióxido de carbono derivadas de la explotación industrial de animales representan aproximadamente 15% de las emisiones globales inducidas por el hombre, y la producción de carne y lácteos son los principales responsables. De hecho, incluso sin considerar el uso de combustibles fósiles, superaremos nuestro límite de emisiones de CO2e de 565 gigatones en 2030.

La carne "sostenible" no existe, producir las alternativas a base de plantas de la carne, lácteos y huevos requieren solo una fracción de los recursos necesarios para hacer productos derivados de la explotación animal.

Una alimentación vegana no solo es buena para el planeta, también evita que millones de animales tengan una existencia miserable en las granjas industriales. Los cerdos, las vacas, las gallinas y otros animales explotados como alimento sufren terriblemente. Desde que nacen hasta que mueren, estos inocentes seres viven una pesadilla al ser confinados, enjaulados, mutilados, quemados y brutalmente asesinados.


De la misma forma en que no hay duda de que el cambio climático es real, tampoco queda duda de que la explotación industrial de animales es terrible para el planeta. Únete a los millones de personas que ayudan a proteger a los animales confinados en granjas industriales y al ambiente al adoptar una alimentación vegana.

Comienza hoy, descarga gratis la Guía vegetariana para principiantes y síguenos en Pinterest para obtener cientos de recetas a base de plantas.