Conviértete en un investigador encubierto EligeVeg.com

Nueva cepa de coronavirus en cerdos tiene potencial para propagarse a humanos

Una nueva investigación realizada por la Universidad de Carolina del Norte y publicada en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias (Proceedings of the National Academy of Sciences, PNAS), sugiere que una nueva cepa de coronavirus podría tener el potencial de propagarse también a los seres humanos. Esta cepa, conocida como coronavirus del síndrome de diarrea aguda porcina (SADS-CoV), tuvo su origen en los murciélagos y desde que se descubrió en 2016 ha infectado a un gran número de cerdos en toda China.

A través de pruebas de laboratorio, se demostró que el SADS-CoV se replica de manera eficiente en las células del hígado y del intestino humano, así como en las células de las vías respiratorias. Aunque esta cepa de coronavirus pertenece a la misma familia del virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad respiratoria COVID-19 en los seres humanos, el SADS-CoV provoca una enfermedad gastrointestinal en los cerdos ocasionando diarrea y vómitos graves. El virus ha probado ser especialmente mortal para los cerdos jóvenes.

Las granjas industriales son lugares sucios e insalubres, y el lugar perfecto para la proliferación de parásitos y bacterias. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el mayor riesgo de transmisión de enfermedades zoonóticas ocurre en interacciones entre humanos y animales a través de exposición humana directa o indirecta, los productos de origen animal (carne, lácteos, huevos) y/o sus entornos. Incluso el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), ha indicado que tres de cada cuatro enfermedades infecciosas nuevas o emergentes provienen de animales, y tres de cada cinco enfermedades infecciosas en humanos se transmiten a través de los animales.


Hace tan solo unos meses, un estudio realizado por investigadores de la Clínica Mayo y del Instituto Nacional de Neurociencias Aplicadas y Accidentes Cerebrovasculares de Nueva Zelanda, concluyó que por el bien de la humanidad, las granjas industriales deberían desaparecer. Con tantas razones éticas, ambientales y de salud, así como las amenazas que la explotación industrial de animales ocasiona en la salud pública, ¿por qué seguir apoyando a esta cruel industria?

Es momento de cambiar el sistema alimentario por uno compasivo, ético y sostenible para todos. Haz clic aquí para descargar gratis la Guía vegetariana para principiantes.