Conviértete en un investigador encubierto EligeVeg.com MICA

8 cosas en el tocino que deberían estar indicadas en el empaque

Hoy en día, podemos encontrar cualquier tipo de producto en los supermercados y, cuando compramos algo de comer, por lo general sabemos de qué está hecho. Los productos suelen tener una etiqueta que enlista sus ingredientes e información nutricional, pero a veces, hay cosas que sus fabricantes omiten en los empaques.

Comer carne es sencillo cuando lo único que tienes que hacer es ir a un supermercado, dirigirte a un pasillo, tomar un paquete del congelador y pagarlo. Es parte de la rutina de muchas personas y es visto como una simple transacción, como comprar pan o una bolsa de frituras, pero lo que muchos no saben es que para producir un empaque de tocino ocurren cosas que no se mencionan en la etiqueta, pues de hacerlo, probablemente muchas personas jamás querrían volver a comprarlo.

1. Tortura

Una reciente investigación encubierta realizada por MFA reveló la terrible crueldad que padecen los cerdos en las instalaciones de un proveedor de JBS. Los cerdos son pateados y golpeados en la cara y les estrellan violentamente la cabeza contra el piso para matarlos. Mutilar a los animales es un procedimiento rutinario en la mayoría de las granjas industriales. Cuando apenas tienen diez días de haber nacido, a los cerditos bebés les arrancan los testículos y les cortan la cola y los dientes sin darles nada para aliviar su dolor.


Los cerdos son asesinados sistemáticamente de formas espantosas. Son colgados de los pies y degollados, o sofocados lentamente en una cámara de CO2. Muchos de ellos están conscientes cuando esto ocurre, lo cual, por cierto, es completamente legal.


2. Miedo

Cada pedazo de tocino que comes viene de un animal que padeció un terrible miedo. Muchas personas creen que los animales no se dan cuenta de que están vivos y piensan que no sienten emoción alguna, lo cual es totalmente falso. Los animales, así como nosotros, tienen deseos de vivir y quieren evitar el sufrimiento en la medida de lo posible.

Los cerdos cuentan con un sistema nervioso que les permite sentir placer y dolor. De hecho, el cerdo es considerado el quinto animal más inteligente del mundo. Son más inteligentes que los perros y tienen una excelente memoria. Ellos pueden sentir cuando están en peligro y son enteramente capaces de notar cuando otros animales están sufriendo.


3. Depresión

Los cerdos son seres sensibles que experimentan alegría, soledad, frustración, miedo y dolor, al igual que los animales con quienes compartimos nuestro hogar. Ellos disfrutan la música, jugar a la pelota o recibir un masaje, y al ser confinados y abusados severamente, la mayoría de los cerdos padecen depresión y estereotipia.


4. Violación

Para producir tocino es necesario que un cerdo muera, y para que ese cerdo existiera, su madre fue inseminada artificialmente mediante procesos invasivos y crueles. Debido a esto, las cerdas son propensas a padecer varias enfermedades, y después de que dan a luz, les roban a sus crías. Recuerda que cada vez que comas tocino, también estás formando parte de la explotación de millones de cerdas.


5. Confinamiento

Las jaulas de gestación son aquellas en las que mantienen a las cerdas mamás la mayor parte de su vida adulta. Estas jaulas son apenas más grandes que el cuerpo de los animales y las cerdas permanecen allí confinadas durante el periodo de gestación, que dura casi cuatro meses, sin poder ni siquiera recostarse cómodamente o darse la vuelta.

En promedio, son obligadas a dar a luz a más de dos camadas al año durante tres o cuatro años y, cuando están lactando, son confinadas en “jaulas para parir”. Una vez que le arrebaten a sus hijos, todo el proceso comenzará de nuevo. Al resto de los cerdos les espera una vida de hacinamiento en espacios completamente insalubres, entre excremento y cadáveres de otros animales.


6. Separación de familias

La mayoría de los mamíferos están genéticamente diseñados para formar fuertes lazos afectivos con sus crías y los cerdos no son la excepción. En la naturaleza, una cerda mamá y sus cerditos son inseparables durante sus primeros cuatro meses de vida. Al ser separados, las madres experimentan una profunda angustia y ansiedad y nunca pueden volver a jugar o acurrucarse con sus bebés. Las cerdas estarán obligadas a repetir el mismo destino que sus madres y los cerdos serán asesinados y vendidos por su carne.


7. Enfermedades

Las condiciones insalubres de las que ya hemos hablado son perfectas para la propagación de enfermedades, como la fiebre porcina. Los cerdos infectados presentan letargo, fiebre, diarrea amarillenta, vómito y coloración púrpura en la piel de las orejas, parte inferior del abdomen y las piernas. La fiebre porcina clásica puede ser mortal y los animales suelen adquirirla al ser alimentados con desperdicios o productos cárnicos crudos o no lo suficientemente cocidos. Las condiciones mismas de abuso y explotación propician diferentes tipos de patologías, las cuales nunca son tratadas. Por esta razón, muchos cerdos mueren y terminan siendo tratados como basura.


8. Mentiras

El último aspecto que no se menciona en los empaques de tocino es precisamente el que permite que todo lo anterior ocurra. La mercadotecnia se esfuerza por crear una imagen falsa de los animales explotados como alimento, haciéndoles creer a los consumidores que pasan la mayor parte de su vida pastando felizmente en campos abiertos. Además, no hay manera humanitaria de matar a alguien que no quiere morir. Haz la conexión y recuerda que cuando tomas un empaque de tocino estás sosteniendo pedazos de un ser que hace poco estaba vivo, asustado y sufriendo, quizás enfermo. Anhelaba sentir el calor de su madre y disfrutar de su libertad.

Únete a los millones de personas que ayudan a los animales. ¡Déjalos fuera de tu plato! Descarga la Guía vegetariana para principiantes y síguenos en Pinterest para ver nuestras deliciosas recetas.