Conviértete en un investigador encubierto EligeVeg.com MICA

8 razones para detener la explotación intensiva de pulpos

El 8 de octubre conmemoramos el Día Internacional del Pulpo, que celebra a una de las especies marinas más antiguas de nuestro planeta. Desafortunadamente, estos maravillosos animales son explotados por la industria alimentaria, aun a pesar de las siguientes 8 razones: 

1. Los pulpos son animales solitarios.

Cuando estos animales son criados en granjas industriales, sufren condiciones de hacinamiento que no sólo representan un atentado a su bienestar, sino que generan el riesgo de que se agredan entre ellos y tengan conductas territoriales que incluso pueden llegar al canibalismo.

2. Son muy curiosos e inteligentes.

Los pulpos tienen tendencia a explorar, manipular y controlar su entorno, por lo que son fácilmente susceptibles al aburrimiento en cautiverio.

3. Su dieta es carnívora.

Actualmente, afrontamos una crisis global de sobrepesca, por lo que la dieta carnívora de los pulpos en las granjas de cría intensiva es insostenible.

Entre 20 y 25% de todos los peces capturados en libertad se usan para hacer harina y aceite, que a su vez se convierte en alimento para especies carnívoras.

4. Pueden resultar heridos fácilmente.

Los pulpos no tienen esqueleto interno o externo que les proteja, y su piel es muy frágil, por lo que pueden dañarse con facilidad, especialmente si son confinados en condiciones de hacinamiento en las granjas.

5. Sus necesidades de bienestar son complejas.

El cultivo intensivo de pulpos es un intento de criar animales silvestres que nunca antes han sido cultivados, por ello, es probable que sus necesidades de bienestar no sean cubiertas adecuadamente y les generen un profundo sufrimiento.

6. No existen métodos aprobados de matanza humanitaria.

Actualmente no hay ningún método verificado científicamente para el asesinato humanitario de estos animales sintientes.

7. No hay legislación para proteger su bienestar.

En los países donde se está considerando la cría intensiva de pulpos, no existen leyes para regular su bienestar; esto deja a los pulpos totalmente desprotegidos. 

8. La cría intensiva de pulpos es incompatible con las directrices europeas.

Las directrices estratégicas de agricultura de la Unión Europea animan a la reducción de la dependencia de harinas y aceite de pescado producidos con peces capturados en libertad. La cría de pulpos es incompatible con esto.

 

Los pulpos son seres fascinantes, inteligentes y sensibles, por lo que no deben sufrir en granjas industriales. Pronúnciate en contra de este sufrimiento y déjalos fuera de tu plato. 

 

Fuente: Cría intensiva del pulpo: una receta para el desastre – Compassion in World Farming